Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

TÉCNICAS DEL DORADO

Publicado: 16 de Noviembre de 2016

Las técnicas que habitualmente se utilizan para decorar las superficies con el fin de otorgarles la apariencia del oro son: la técnica grasa o dorado al mordiente y la técnica al agua o dorado al agua.

Se entiende por mordiente la característica que tienen ciertos materiales grasos y que consiste en una cualidad pegajosa al tacto que se manifiesta con anterioridad a su total secado. Actualmente, en el dorado realizado mediante este procedimiento se utiliza un tipo de barniz denominado mixtion, que constituye el medio que permitirá la fijación del pan metálico al soporte. El mixtion es un barniz graso cuya base consiste en aceite de linaza cocido al que se incorporan algunas resinas para la obtención de un mordiente adecuado y cuya ralentizada duración de secado permite una cómoda aplicación del oro sobre el objeto.

El dorado al agua constituye la técnica de mayor antigüedad. Con ella se han realizado históricamente las obras más importantes de imaginería, mobiliario, tablas, retablos, etcétera. Su ejecución es mucho más lenta, laboriosa y compleja. 
La técnica del dorado al agua es un arte que exige un gran dominio práctico y un profundo conocimiento técnico, puesto que la calidad del resultado final viene determinada por la propia experiencia, por la práctica continuada en su ejercicio, y no únicamente por la aplicación de una fórmula exacta, dado que existen ciertas medidas, relativas a las cargas inertes y al bol, que no pueden ser determinadas con exactitud en la fase de preparación, cuyo calibrado sólo puede ser realizado mediante el conocimiento derivado del ejercicio práctico que permite desarrollar una adecuada sensibilidad capaz de suplir la precisión que otorga una balanza.
Con la técnica al agua se puede conseguir que el objeto sobre el que se aplica este proceso obtenga una apariencia de oro o plata macizos, ya que la superficie metálica puede ser bruñida haciendo desaparecer con ello las juntas de los panes y obteniendo así el brillo característico del metal.

haz clic para copiar mailmail copiado