El contraste de colores en la decoración

El contraste de colores en la decoración

Si buscas enmarcar cuadros en Chamberí hay varios detalles que debes tener en cuenta primero. El marco puede o resaltar al máximo una obra de arte o quitarle protagonismo; incluso puede empobrecerla visualmente si no elegimos el adecuado.

¿Y en qué basarse para elegir el marco idóneo? Además de en el tamaño y concordancia con la estética de la habitación a la que va a pertenecer; hay un aspecto básico que se nos escapa: el color. Elegir tonos más dorados, más plateados, madera cálida o marcos de color harán la diferencia en este caso.

Enmarcar cuadros en Chamberí nunca te dará mejores resultados que si pones especial atención a la teoría del contraste del color. ¿Y qué es esto? Dentro del círculo cromático tenemos tonos cálidos, tonos fríos y tonos intermedios. Y entre ellos, hay unos que combinan visualmente de manera perfecta y otros que pueden resultar menos vistosos.

Para comenzar, tenemos los colores básicos que son amarillo, azul y rojo-magenta. El resto de colores surgen de la combinación en mayor o menor medida de estos tres entre sí. Luego, aparte de esto, todos estos colores pueden ser más oscuros o claros y más o menos saturados. Dentro del círculo cromático, vemos que hay tonalidades que quedan enfrentadas. Son los llamados colores complementarios.

Son colores opuestos que, al juntarlos, forman una composición visualmente equilibrada y agradable de ver. Esta es una manera de elegir el marco para nuestro cuadro. Y la otra es elegir colores dentro de la misma gama tonal pero con más o menos luz o saturación. Ejemplo: si en un cuadro predominan los tonos azul claro, elegir el marco azul oscuro.

¡Ven a conocernos y decora el hogar de tus sueños! En X Amor Al Arte, te ayudamos a elegir el más adecuado para tu caso concreto.

haz clic para copiar mailmail copiado